Saltar al contenido

Sobre el Complejo

Nuestras instalaciones

Sala de control de una instalación Repsol

Aumentando su importancia

El Complejo Industrial de Repsol en Tarragona es un conjunto de instalaciones en las que se produce una gran cantidad de productos derivados del petróleo. Su importancia ha ido en aumento desde su creación, así como su capacidad de producción y de almacenamiento. 
Actualmente el complejo ocupa más de 500 hectáreas, una superficie equivalente a la del casco urbano de Tarragona. En Tarragona Repsol dispone de cuatro grandes áreas: refino y química (En el Complejo Industrial) y GLP y exploración.

Exploración

El área de exploración está formada por la plataforma petrolífera Casablanca. 

La plataforma Casablanca está situada a 52 kilómetros de Tarragona, y es una de las fuentes de nuestra materia prima. Se extraen alrededor de 8.000 barriles de crudo diarios del yacimiento y de sus seis pozos submarinos, que son enviados mediante un oleoducto al puerto. Ya allí se hace llegar a nuestro terminal marítimo y se distribuye a nuestras instalaciones. 

Terminal Marítimo del complejo

El Pantalán, el terminal marítimo de Repsol, ofrece cinco frentes de atraque para la descarga de los buques petroleros. Posee casi 9.000 metros cuadrados de superficie, y consta además de una monoboya situada a tres kilómetros de la costa donde los superpetroleros pueden descargar su contenido.

Refino

El recinto de refino acoge a todas las unidades de producción destinadas a procesar el crudo de petróleo y a destilarlo, para obtener así numerosos derivados con los que trabajar. El área en conjunto procesa un total de 9.500.000 toneladas de materia prima al año

Esta área comprende algunas de las construcciones más impresionantes de todo el complejo. La chimenea central es la torre más alta, con más de 100 metros de altura, igualando a un edificio de 30 pisos. Nuestros tanques de almacenamiento son similares en tamaño a una plaza de toros, y alcanzan en conjunto una capacidad de un millón de metros cúbicos. 

Química

Una persona vierte el contenido de un recipiente en otro

El área química del complejo, con una superficie de más de 150 hectáreas, es la encargada de transformar en distintos polímeros las olefinas obtenidas durante el refinado. Cada día produce materiales como metilmetacrilatos o polipropilenos, en una cantidad equivalente en peso a 300 camiones. 

Dentro de los complejos petroquímicos el nuestro es el más importante de España, y uno de las más grandes de Europa. Está compuesto por numerosas plantas y unidades, muchos de ellos a la vanguardia en lo que a tecnología se refiere. 

Destaca la planta de olefinas, con una capacidad de producción anual de 650.000 toneladas de etileno y 380.000 de propileno. También poseemos cuatro plantas de poliolefinas, con una capacidad conjunta de 690.000 toneladas de compuestos, y tres plantas de polioles que generan alrededor de 200.000 toneladas de productos.

Nuestra planta de eliminación de COV (Compuestos Orgánicos Volátiles) es una herramienta necesaria para frenar los olores provenientes del complejo que en ocasiones aquejaban a nuestros vecinos de Constantí. Funciona filtrando todos los efluentes antes de llegar a la planta de tratamiento de aguas residuales y además nos permite reciclar casi todo el agua que usamos. 

También cabe destacar la planta piloto de propileno, instalada en 2007, que nos permite investigar nuevos productos plásticos. Tras la realización de un estudio se valora su rentabilidad en el mercado y se lanzan al público en función de los resultados obtenidos.

Durante el último trimestre de 2016, pusimos en marcha la segunda fase de construcción de la unidad de polietileno metaloceno. Nos convertimos en la primera unidad que produce este material fuera de Estados Unidos.

Este gran hito nos permite la producción tanto de polietileno lineal metaloceno de baja densidad (mPELBD) como polietileno de alta densidad (PEAD).

GLP

La planta de tratamiento de gases licuados del petróleo (GLP), abarca una superficie de 5,6 hectáreas. Gracias a la labor que se realiza en ella podemos hacer llegar al mercado unas 482.000 toneladas al año de GLP para combustible doméstico, industrial y de automoción. 

La actividad de la planta consiste en la recepción por vía marítima de GLP, normalmente de importación, así como su almacenamiento y posterior suministro. En la actualidad esta sección del complejo es la encargada del suministro de butano, propano y otros gases licuables a todo el cuadrante nordeste de la península.

Complejo petroquímico más importante de España y más grande de Europa
  • También te puede interesar

Unas manos vierten el contenido de un recipiente en un tubo de ensayo

Proceso Productivo

Desde que llegan las materias primas hasta que enviamos al mercado nuestros productos hay un proceso largo y complejo. En él intervienen un gran número de instalaciones, equipos y personas, todo ello para cumplir con nuestras metas de calidad y seguridad.
Vista parcial logo Repsol

Galería Nuestras Instalaciones

Conoce nuestras instalaciones en imágenes