Saltar al contenido

Sostenibilidad

Medio ambiente

Primer plano de flores en un bosque

En el complejo de Tarragona invertimos unos 80 millones de euros cada año para mejorar nuestras instalaciones y equipos, siendo una parte muy importante de estos destinados a mejoras en Seguridad, Medio ambiente y eficiencia energética.

La principal característica del Complejo Industrial de Tarragona es su magnitud, fuera de la escala habitual: se procesan enormes cantidades de hidrocarburos para convertirlos en productos. La proporción de esta conversión, además, crece a cada año que pasa, y debido a ello también lo hacen nuestro consumo energético y el impacto ambiental, aunque en menor medida gracias a las medidas de prevención y corrección. Por este motivo gran parte de nuestros esfuerzos se centran en eliminar o contener esos desechos y evitar así un impacto en el ambiente o, en su defecto, minimizarlo todo lo posible.

Emisiones Atmosféricas

Vista de instalaciones Repsol

Nuestras emisiones al aire comprenden principalmente compuestos generados por la combustión. Para evitar cualquier tipo de daño, el complejo realiza un estricto control de todos los humos emitidos a  la atmósfera. 

Este proceso se lleva a cabo a través de una red de analizadores ubicados en los focos de emisión y enviadas en contínuo  a la Generalitat.

Las mismas se complementan con las obtenidas por la propia Generalitat a través de otras diez estaciones de control situadas en el entorno del complejo petroquímico de Tarragona, donde se sitúan todas las instalaciones de Repsol, entre otras industrias del sector.

Esta red de control constituye una de las más densas y completas del mundo y las mediciones realizadas  son públicas y pueden consultarse diariamente en la página de la Generalitat www.gencat.es

Gestión del agua

El Complejo de Tarragona  cuenta con Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales desde que inició su operación –algo que no siempre ha sido habitual-, con la cual controla estrictamente sus efluentes. Tras ser depuradas, las aguas se vierten a través de una tubería (emisario submarino, conjunto para todas las empresas químicas de Tarragona)  que se adentra en el Mar Mediterráneo. 

La Agencia Catalana de Agua verifica externamente este proceso, y está demostrado que las aguas que retornamos al final de la depuración poseen niveles mínimos de contaminación. Y se reducirán todavía más en un futuro próximo.

Gestión de residuos

En todo nuestro proceso de producción, los residuos sólidos que se generan suponen aproximadamente un 0,1% del volumen de producción. Aun así, nuestro objetivo es frenar su generación en la medida de lo posible y evitar cualquier impacto que pudieran producir al medioambiente.

Gestión del suelo

Maquinaria agrícola trabajando el campo

Las instalaciones petroquímicas  representan un riesgo a tener en cuenta para el subsuelo y las aguas subterráneas que éste pudiera albergar. Para evitar esto se utilizan las mejores técnicas disponibles para aislar las instalaciones  del complejo de la capa freática.

Como medida adicional, nuestra refinería también cuenta con instalaciones de una red de más de 500 piezómetros (dispositivos que permiten muestrear el agua subterránea), destinados para el control del subsuelo y de la calidad de los acuíferos.

Una farola iluminando al atardecer

Día mundial de la eficiencia energética

Somos los primeros interesados en tener un complejo energéticamente eficiente, ya que alrededor del 60% de los costes operativos corresponden al consumo de energía, por lo que seguir avanzando en la optimización energética mejora también nuestra competitividad.
 Operario del Complejo Industrial de Tarragona de Repsol junto a un depósito de agua

Día mundial del agua

Desarrollamos una gestión sostenible del agua mediante la búsqueda continua de soluciones para garantizar el uso responsable de los recursos hídricos, preservar su calidad y avanzar hacia un modelo de economía circular.