Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Políticas de Cookies y que estás de acuerdo con su uso.
Aceptar.
Saltar al contenido

Repsol amplía las mediciones de la calidad del aire en el polígono sur abarcando todo el camp de Tarragona

  • Se monitorizan ya los compuestos del aire en los municipios de La Canonja, Vila-seca y los barrios del Serrallo, Torreforta, Camp Clar y Bonavista de Tarragona.
  • También se amplían los medidores en el polígono norte, con la inclusión de La Pobla de Mafumet, Valls, Alcover y el barrio de Sant Salvador de Tarragona.
Nota de Prensa
PDF 47 KB Descargar documento
Vista de las instalaciones de un complejo industrial

Repsol ha extendido en lo que va de año las mediciones de la calidad del aire en el Polígono Sur de Tarragona con el objetivo de cubrir integralmente todo el territorio donde lleva a cabo su actividad. Una vez analizados los resultados de la experiencia piloto de mediciones que se impulsó en 2018 en el polígono norte, la compañía ha decidido extender el modelo en la parte sur, tras el encuentro que mantuvieron hace unas semanas los alcaldes del Camp de Tarragona con el presidente de la compañía.

Con esta ampliación, Repsol quiere tener monitorizados los componentes del aire en los municipios de todo el ámbito del Camp de Tarragona. Se trata de un paso más hacia un modelo de transparencia con la ciudadanía y de colaboración con las administraciones del territorio para garantizar un mayor conocimiento y una posterior mejor gestión de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles.

Gracias a la nueva medida impulsada, las poblaciones de La Canonja, Vila-seca y los barrios del Serrallo, Torreforta, Camp Clar y Bonavista de Tarragona disfrutarán de un modelo de control del aire similar al del polígono norte. Estos municipios se suman a los que ya forman parte del Informe-Observatorio de la Calidad del Aire, que recoge y analiza los componentes orgánicos volátiles en el Camp de Tarragona, desde el 2018. En total este año se han instalado 26 puntos de medición en 13 poblaciones; El Morell, La Pobla de Mafumet, Constantí, Puigdelfi, Vilallonga, Alcover, Valls, Tarragona (Sant Salvador, El Serrallo, Torreforta, Bonavista, Campclar), La Canonja, Vila-seca (La Pineda), Reus, Barcelona y Prades.

El director del Complejo Industrial de Repsol, Josep Francesc Font, ha destacado el paso adelante en la voluntad de transparencia de la empresa: "No se trata solo de cumplir con las exigencias de la normativa ambiental, se trata de ser autoexigentes y tener absolutamente monitorizado nuestro entorno más cercano". Font ha añadido que "el compromiso de la compañía con el Camp de Tarragona no se refleja solo en la creación de riqueza y puestos de trabajo, sino también en reducir al mínimo posible el impacto ambiental de las actividades".

La ampliación de los controles en la zona sur también permitirá profundizar en el conocimiento de la calidad del aire de todo el Camp de Tarragona. El método que utiliza Repsol para medir los componentes orgánicos volátiles y determinar la buena calidad del aire del Camp de Tarragona ha sido recientemente validado por la revista Science of the Total Environment. El método de evaluación ha sido creado por científicos de la Universitat Rovira i Virgili y de EURECAT.